La Agencia del motor de Murcia

Reportaje Toyota Supra MK V

A nuestras manos llegó el nuevo Toyota Supra, MK-V, un vehículo que, sin duda, indiferencia es lo último que ha generado en todo el mundo. Y la culpa la tiene el hecho de que BMW haya formado estrecha relación con Toyota, para entregarle al público la quinta versión.

Y a lo mejor no les ha salido bien el intento de traer una quinta generación de su coche más legendario y famoso, reconocido en todo el planeta, por el hecho de haber contado con un segundo fabricante para darle vida a este proyecto. Toyota ha utilizado la plataforma del Z4, y pone a disposición del cliente 3 motorizaciones originarias de BMW, así como una caja de cambios semi automática con cambio de levas secuencial de 8 relaciones: un 4 en línea de 2L con 197cv y 320nm (SZ); otro 2.0 con 258cv y 400nm (SZ-R), y el motor que, en teoría, es el más atractivo para el nuevo Supra, un 6 cilindros en línea de 3L, que entrega 340cv y 500nm de par de torsión al eje trasero.

Si bien quienes conocen la marca bávara, reconocerán elementos dispuestos en el interior del nuevo Supra, de la misma manera en que se verían en cualquier BMW, así como el mero hecho de que a primera vista nos evoca a un Z4, no se puede discutir el hecho de que la calidad de construcción, es innegable, como tampoco lo es su rendimiento en carretera: una carrocería muy pulida para obtener la mejor aerodinámica posible, un chasis rígido lo más firme para obtener un paso por curva rápido, y un tándem dirección/suspensión que trabajan en conjunto para ofrecer la mayor agilidad y respuesta a la hora de maniobrar por ciudad, o de rodar en pista.

En definitiva, sus características convierten a este Supra MK-V en un gran deportivo japonés, que merece respeto, y consideración, guste, o no guste.

Galería de Fotos

Próximos eventos

×