La Agencia del motor de Murcia

Reportaje Ford Focus ST

A lo largo de la historia de la marca Ford, han existido grandes ejemplos de modelos RS (Rally Sport), pero los más destacados son el Escort 1600 ’74, y el Focus RS ’07-’09, siendo este último, el modelo europeo más TOP de la marca, en lo que a prestaciones se refiere: 305 cv de potencia en un bloque 4 en línea de 2.5L con sistema turbo-intercooler, que daba 440nm a 6.500rpm máximas. Era el compacto GTI más potente jamás fabricado nunca, y fue todo un éxito de ventas. Ese coche estaba diseñado para arrasar en los circuitos donde se le llevara a rodar, pero también tenía un coste muy elevado.


Sin embargo, siempre hay otras opciones de conseguir tener un coche similar al que nos gusta realmente, por un menor coste, y con algunas modificaciones. Prueba de ello es este espectacular Ford Focus ST “Performance”, de nuestro amigo Tomás, quien con mucho trabajo duro y seleccionando las mejores piezas, logró tener un ST con las prestaciones muy similares a las del RS.
Con una única modificación en su esquema, reemplazando los muelles de fábrica del ST por unos H&R de baja altura, todo lo demás permaneció original en el coche, incluso la estética ST. Instalamos unas rejillas para el capó similares a las que lleva el RS ’09, el faldón delantero y el difusor trasero del RS, así como el alerón; posteriormente se le monta un escape hecho a mano por David RACE con sistema de válvulas de escape, para que tenga un sonido muy GTi pero que no tuviera el estruendo que emite el auténtico Focus RS ’09. Se le equipó un equipo de pinzas y discos delanteros/traseros firmados por Brembo de 3 pistones delante, y se le hizo una reprogramación de la UCE. Del interior no se tocó nada en absoluto.


El resultado, es un vehículo con 263 cv, y una conducción realmente deportiva y estimulante, tal y como refleja su diseño exterior, exactamente igual al RS ’09, aunque con un carácter más noble que el violento RS original. Un coche que Tomás ha disfrutado en circuitos como Jerez y Cartagena, donde lo ha exprimido a sus límites. Y es que como bien nos dice Tomás: “Si quieres un coche de 300 cv, píllate un coche con 300 cv; no te compres uno inferior y empieces a meterle chicha al motor hasta subirlo a los 300 de ese coche que pensaste de primeras, porque al final ese motor reventará”.

Y al igual que en las mejores películas con automóviles de leyenda, este Focus ST “Performance” de Tomás, empezó como un sueño conjunto entre su padre y él, pero lamentablemente su padre se fue antes de poder ver acabado este capricho de ambos, de tener un GTi en su garaje: “mi padre fue quien me inculcó el sentimiento de responsabilidad, de cuidar las cosas que tuviese. El fue el que me inició en el mundo de los coches y por ello, siempre lo llevaré presente. Fue por él por el que quise ir a por un GTi y dar el salto de mi Xsara 16v a este Focus ST con alma de RS”.

Preparadores:

Tallere Griñán Pérez, David Race, AGF Chapa y pintura, BND

Galería de Fotos

Próximos eventos

×