Hemos conducido muchos coches, pero tan divertidos como el Hyundai I30n, pocos. Un pequeño gran coche apto para el día a día, para disfrutar en carreteras reviradas y porque no en circuitos.

El I30n es un coche que desde su llegada al mercado, no ha dejado indiferente a muchos jóvenes que han visto como uno de los pequeños de Hyundai se hacia un hueco entre los más deseados.

275cv de potencia, modos de conducción sport impresionante con posibilidad de aumentar el sonido de los escapes, toda una joya con una potencia capaz de retar a coches de superior categoría. Un coche perfeccionado en Nürburgring, interior sencillo y deportivo, equipado con auto blocante, control electrónico de estabilidad y llantas de 19.